Algo que deberías saber sobre la Vitamina D. – laneuronamina
laneuronamina

Algo que deberías saber sobre la Vitamina D.

¿Tú también has notado que en los últimos meses se habla mucho más sobre la Vitamina D que antes? ¿Ya conoces todos los beneficios de tener los niveles adecuados de vitamina D ?

El coronavirus nos ha puesto sobre la mesa, la necesidad de vitamina D para muchísimas cosas relacionadas con nuestra salud, sin embargo, el interés por esta vitamina viene de un poquito más atrás.  Ya que está siendo estudiada por numerosos grupos científicos, y sus beneficios no dejan de sorprendernos.

Sin embargo, me han surgido algunas preguntas, ¿realmente sabemos qué es y cómo se genera la vitamina D? ¿Podemos sintetizarla todos por igual?

Esta reflexión me ha llevado a buscar información y escribir un artículo sobre algunos errores que cometemos, así como la importancia que tiene en las personas mayores, especialmente a nivel cognitivo.

¿Qué es la Vitamina D?

Estructura de la Vitamina D. (The Human Metaboloma Database)

La vitamina D no se comporta únicamente como una vitamina, sino como también como una hormona, influyendo por tanto, en varios órganos y tejidos del cuerpo.

Es frecuentemente conocida por su influencia en huesos y músculos, pudiendo provocar problemas de crecimiento y malformaciones óseas en los y las niñas, así como debilidad muscular y osteoporosis en las y los adultos.

Sin embargo, es menos conocida su influencia en el deterioro cognitivo y la demencia. A pesar de que todavía está en proceso de investigación, existen diferentes estudios que demuestran cómo las personas mayores con deterioro cognitivo, presentan bajos niveles de Vitamina D.

Aunque he de decir, que está por demostrar, si la carencia de esta vitamina es la causa o la consecuencia del deterioro (“el huevo o la gallina”), pero podemos constatar que su influencia en el desarrollo cerebral y el funcionamiento cognitivo, existe.

Vitamina D y bioquímica

Es muy conocida la síntesis de Vitamina D a través de la piel y la luz solar. Se puede decir que más del 90% de su síntesis, se realiza por esta vía, dejando un porcentaje bastante pobre a la síntesis por diversos alimentos, siendo los hígados de pescados grasos, los que más fuentes de Vitamina D nos aportan.

Sin embargo….

La vitamina D en la piel no siempre se sintetiza.

La síntesis de previtamina D3, se sintetiza a través de la exposición a rayos ultravioleta del sol. Sin embargo, si tenemos puesto un protector solar +8 en nuestra piel, la síntesis no podrá ser realizada.

Tampoco se producirá la síntesis de vitamina D si estamos expuestos tras un cristal, y esto, es muy importante recordarlo en los próximos párrafos.

Por otro lado, la síntesis de la vitamina D3 se realiza con un mecanismo metabólico sumamente eficiente, necesitando únicamente entre 15-20 minutos al día de luz solar en cara y brazos para conseguir la cantidad necesaria.

Y esto último es sumamente importante, ¡por más cantidad de tiempo que nos expongamos al sol, no almacenaremos más cantidad de Vitamina D! Y esto es así, porque existe una fotoconversión de previtamina D3 y vitamina D3 en metabolitos inactivos.  ¡Por lo que nada de torrarse al sol, con la excusa de conseguir más vitamina D!

Vitamina D y personas mayores

Existe evidencia científica, que relaciona los bajos niveles de vitamina D, con deterioro cognitivo. Esto tiene sentido si vemos como la proteína VDR que facilita la síntesis de vitamina D se encuentra en importantes áreas del cerebro, como es el hipocampo, la corteza prefrontal, sustancia negra, cerebelo, entre otros. Muchos de ellos, implicados en enfermedades neurodegenerativas como la demencia o el párkinson.

Se ha demostrado como las personas mayores de 70 años, tienen mermada su capacidad para producir Vitamina D por síntesis cutánea, así como dificultades en la ingesta de alimentos que la contienen.

Si esto lo unimos al hecho de que con frecuencia, las personas mayores suelen tener dificultades en la exposición al sol, podría ser uno de los factores a tener en cuenta en dichas evaluaciones.

Además, por supuesto, que las personas más longevas pasan menos tiempo en el exterior, disfrutando de la luz solar únicamente a través de las ventanas de su casa. ¿recuerdas lo que hemos dicho arriba de la vitamina D y los cristales / ventanas? Pues eso.

Falta de vitamina D en mayores institucionalizados

Estudios recientes confirman lo que podemos sospechar a simple vista, y es que las personas mayores que viven en una residencia, tienen niveles más bajos de vitamina D en sangre. Y este dato podría estar influido únicamente por los problemas de síntesis que aparecen en la vejez, o, podríamos ir un poco más allá y valorar si las residencias en nuestro país facilitan la exposición mínima diaria a la luz solar que sería necesaria para mantener unos niveles adecuados.

¿Tiene sentido que la mayor parte de la población anciana institucionalizada tenga que suplementar las dosis de Vitamina D, en un país tan soleado como es el nuestro?

Para reflexionar…

Puesto que cada residencia está destinada al apoyo integral de la persona mayor que allí vive:

¿se deberían comenzar a tener en cuenta las investigaciones en torno a la influencia de determinados hábitos de vida, alimentos y actividades, para mejorar la calidad de vida y prevenir las problemáticas cognitivas de nuestros familiares?

¿qué tipo de cambios se podrían promover para  garantizar una mayor exposición al sol en los servicios residenciales?

Ahí lanzo las preguntas…

Si te ha parecido interesante y crees que puede interesar a alguien más, por favor, ¡comparte! Si quieres seguir leyendo más sobre este asunto, aquí te dejo algunos artículos que he recogido para escribir estas líneas.

  • Visgueira de Sousa, T.G., Cardoso de Araújo,D.S., Rocha dos Santos,L., y Melo,S. (2019). Relación entre la deficiencia de vitamina D, la enfermedad de Alzheimer y la disfunción cognitiva en los ancianos: una revisión sistemática. Research, Society and Development, 8(12).
  • Escaffi F,MJ.,Miranda,M.,Alonso,R., y Cuevas,M.A. (2016). Mediterraenan diet and vitamin D as potential protective factors of cognitive impairment. Revista Médica Clínica Las Condes, 27(3), 392-400.
  • Calderón,A., y Aspajo,C.. (2018). La Vitamina D. Rebiol, Revista Científica de la Facultad de Ciencias Biológicas, 38(2),75-87.

¡Feliz vida te desea La Neurona Mina!

Publicado el 6 octubre 2020

2 respuestas a “Algo que deberías saber sobre la Vitamina D.”

  1. Sofia dice:

    En mi residencia los sacamos al patio a los abuelos todos los días por la mañana y por las tardes.

    • Carmina dice:

      Qué maravilla!! Me alegro que haya servicios residenciales preocupados por esto, ya que esto que dices de realizar paseos diarios por zonas exteriores podría ser perfectamente un hábito muy saludable para tod@s l@s mayores. Sin embargo, igual que yo, sabes que hay servicios que no lo pueden realizar, ¿verdad? tanto por falta de tiempo, como por organización… ahí está el problema, creo yo!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *