CLAVES PARA ELEGIR UNA RESIDENCIA – laneuronamina
laneuronamina

CLAVES PARA ELEGIR UNA RESIDENCIA

¿Ha llegado el momento de que un familiar viva en una residencia, pero dudáis sobre cuál será la mejor?

Este es un asunto que nos preocupa bastante, y además, nos tiene un poco perdidos, ¿verdad?

Después de haber tomado la decisión más difícil de todas, lo que necesitáis es tener las cosas claras, especialmente, cuando la oferta es tan grande.

Por eso, quiero hablar sobre las cosas que yo considero que deberíamos tener en cuenta en el momento de visitar las posibles opciones, ya que marcan la diferencia, especialmente en el momento en el que nuestro familiar comienza a vivir allí.

Por tanto, aquí os dejo algunos de los aspectos a tener en cuenta:

Modelo de apoyo de la residencia

Este es un tema complejo y que daría para un artículo específico, pero voy a intentar resumirlo y voy a explicar su importancia, porque creedme, es muy importante.

Los modelos de apoyo actualmente se pueden dividir en dos: Modelo asistencial, y Modelo Centrado en la Persona.

En el Modelo Asistencial, cuando una persona se incorpora, tiene que adaptarse a los ritmos y las rutinas que el centro establece. Tiene establecidos los horarios de aseo, vestido o actividades, por ejemplo.

En este caso, la persona es un «usuario» que recibe los servicios y cuidados sin tomar decisiones al respecto.

Por otro lado, aunque mucha gente no lo sabe, todo esto está cambiando poquito a poco, pasando de este modelo de pasividad a un modelo donde la persona toma el control y puede elegir respetándose sus decisiones, de forma que mejora su calidad de vida y se favore un envejecimiento más activo y saludable.

Es el conocido como Modelo Integral de Atención Centrada en la Persona. Detalles que podremos apreciar serán por ejemplo, elegir la decoración de su habitación, elección de las actividades en las que quiere participar, decidirá a qué hora prefiere realizar sus tareas diarias e incluso tendrá opción a elegir el menú que quiere comer esa semana.

En el caso de que presentase algún problema cognitivo que le impida tomar decisiones complejas, se tendrá en cuenta a la familia para identificar sus gustos y preferencias (si le ha gustado la costura, el baile de salón, la pintura) o incluso pedirán información sobre los horarios en la rutina diaria de la persona (¿se ha duchado normalmente por la mañana o por la noche?, ¿solía ver la televisión antes de ir a dormir?…). Para después ellos, poder adaptar los apoyos que le van a prestar.

En este Modelo Centrado en la Persona, se pasa a ser una simple receptora de cuidados, a ser un agente activo en los apoyos que se le van a prestar.

Personalmente, conozco ambos tipos de servicios, y es muy diferente vivir en un tipo de servicio u otro. Por eso, si podemos elegir, os aconsejo seleccionar siempre el servicio que esté en trámites o siga el modelo integral de atención centrada en la persona. Garantizaréis una mejor adaptación y estaréis velando por la calidad de vida de vuestro familiar.

Diseño de la Residencia

En este aspecto no podemos hacer mucho, pero sí podemos tener en cuenta las siguientes cosas:

La decoración y mobiliario

Esto parece algo muy básico. Pero si buscamos la confortabilidad de nuestro familiar, fijaos en el mobiliario de la habitación ¿se asemeja al de un hogar? ¿se asemeja a un hospital?

Además de eso, no os quedéis únicamente en la habitación. Valorar cómo es en todas las estancias. En el comedor, en las salas comunes, en los pasillos, etc.

Cuanta más sensación de calidez os dé a vosotros, más le dará a vuestro familiar, y más fácil será su adaptación también.

Habitación individual vs. grupal

Soy consciente de que en la mayoría de centros residenciales que visitemos, las habitaciones son compartidas.

Preferiblemente, en caso de existir, sin dudarlo, habitación individual.

No obstante, en el caso de no tener muchas opciones, y que tengan que ser compartidas. Buscad siempre que como máximo, sean compartidas por 2 personas, nunca más.

Espacios exteriores

Para explicar por qué le doy importancia a esto, os voy a hablar sobre la necesidad de Vitamina D en las personas mayores, y lo fácil que es obtenerla en un paseo donde se pueda recibir la luz solar directa.

Especialmente si tu familiar cuenta con cualquier problema cognitivo, ya que las salidas al exterior en vuestras visitas ¡le vendrán maravillosamente!

Por eso, valora si el centro tiene jardines amplios, o está cerca de parques en la ciudad o pueblo

La luz natural en espacios interiores

Este apartado está muy relacionado con el anterior.

Pocas veces le prestamos atención a este aspecto, pero tiene gran importancia, como comentaba anteriormente, por la luz natural que se recomienda que reciban nuestros mayores.

Por tanto,asegúrate de elegir un centro donde las zonas comunes tengan ventanas al exterior y estancias luminosas.

 Cercanía a entornos comunitarios (pueblo, ciudad…)

Algunos centros residenciales están construidos a las afueras de las ciudades o pueblos. Algo que dificultará mucho las visitas al familiar, y sus salidas a los eventos culturales en los que quiera participar.

Cada vez más, se trabaja para resolver este asunto, por tanto, valora como más positiva, aquella residencia que esté cercana o dentro de la propia localidad.

Y en caso de estar alejada, valora las posibilidades reales de las que disponen para realizar salidas y actividades en la comunidad (quizá dispongan de minibús adaptado, y oye, ¡eso les permite moverse igual que si estuviesen en la ciudad!)

Apoyando en la demencia

Si tu familiar está viviendo un proceso demencial, y es el motivo principal por el que tiene que incorporarse a un servicio residencial, los puntos anteriores son muy importantes, incluso más que en otras circunstancias.

Te aconsejaría, que preguntases por los programas especializados en personas con demencias que tienen en el centro.

Podréis ver que hay centros residenciales que tienen espacios habilitados específicamente (por ejemplo, unidades especiales) donde las personas pueden deambular libremente por los espacios, tienen flexibilidad de horarios, flexibilidad obviamente en las rutinas y normas, etc.

Os recomiendo, además, que preguntéis si se trata de una Residencia Libre de Sujeciones. https://ceoma.org/desatar/centros-libres-de-sujeciones/que-siginifica-ser-centro-libre-de-sujeciones/ Eso implicará que el personal está formado, cuentan con material adecuado y se preocupan por la calidad de vida de las personas que allí conviven.

Por último…

Espero haber podido ayudar a complementar la información con la que contabas de cara a elegir un servicio residencial.

Es una decisión importante, y me parecía necesario compartir algunas de las sugerencias que yo le doy a las personas que me preguntan.

Si tenéis cualquier tipo de duda sobre este tema, o necesitáis más información, por favor, ¡escribidme en los comentarios e intentaré ayudaros!

Como siempre, si te ha parecido interesante, o conoces a una persona a quien pueda servirle de ayuda, ¡comparte!

¡Feliz vida os desea LaneuronaMina!

Publicado el 29 mayo 2020

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *